Arte y curiosidades en la parroquia Inmaculada Concepción: Las campanas

Por: Claro Manuel Fernández-Caballero Martín-Buitrago.

Campana iglesia parroquial de Herencia
“Concepción”, campana iglesia parroquial de Herencia

Las campanas han sido a lo largo de la historia una pieza clave en el desarrollo de la sociedad. Sus toques han marcado, durante siglos, el devenir diario de numerosas poblaciones y comunidades siendo el medio de comunicación de masas más importante hasta bien el siglo XX.

La mayoría de ellas se encontraban en las torres de las iglesias por ser éstas, normalmente, el punto más elevado de la localidad, lo que contribuía a la propagación de su sonido y, por ende, del mensaje unido al mismo que podía alcanzar rápidamente grandes distancias. Este hecho puede llevar a pensar que los únicos mensajes que se transmitían con sus toques fueran de carácter religioso, sin embargo nada más lejos de la realidad, pues eran una pieza clave para coordinar las actividades comunitarias alertando de fuegos, ataques, reuniones, fiestas, acontecimientos sociales, etc.

Las campanas llegaban a toda la comunidad a través de un lenguaje propio y particular basado en un código muy concreto, hoy extraño y desconocido para la mayoría, pero que hasta hace relativamente pocos años era por todos conocido, máxime cuando el toque de éstas marcaban y conformar el tiempo de la comunidad.

Con respecto a las campanas de la parroquia de Herencia la primeras referencias documentales conocidas datan de finales del siglo XVII.  Gracias al trabajo de investigación realizado por Carlos Fernández-Pacheco y Concepción Moya y plasmado en el libro “Memoria y Camino”, sabemos que originalmente fueron dos las campanas existentes en la torre de la iglesia. Su consagración se produjo un 14 de abril de 1692, en honor de Santa Bárbara, la más grande, y de San Gregorio, la más pequeña, sin embargo, debido a que las obras del actual templo parroquial todavía no estaban concluidas, las campanas tuvieron que ser depositadas temporalmente en el Ayuntamiento hasta que pudieron colocarse en la torre.

Como se ha dicho, las campanas eran fundamentales para transmitir diferentes mensajes y avisos a la comunidad, por lo que cuando en 1780 la campana grande se quebró se pidió la pronta intervención de las autoridades priorales para que procedieran a su arreglo. El mismo fue encargado al maestro campanero Juan de Gargollo, natural del lugar de Bareyo, en el obispado de Santander, con residencia en Cuenca, y que en ese momento se encontraba en la villa de Consuegra. La mala fortuna quiso que una vez arreglada, durante el proceso de subida y colocación en la torre, la campana se precipitara al vacío cayendo al suelo y haciéndose añicos, por lo que el maestro companero se vio obligado a fundir una nueva (vease C. Fernández-Pacheco y C. Moya García: Memoria y Camino”. Herencia, Parroquia Inmaculada Concepción, 2010, pp. 141-143).

Desgraciadamente hoy no se conserva ninguna de las campanas históricas de la parroquia de Herencia. Todas ellas fueron destruidas durante los años de la Guerra Civil. Las campanas hoy existentes son la segunda mitad del siglo XX. Un total de cuatro son las campanas que coronan la torre de la iglesia parroquial, todas ellas mandadas fundir y donadas a la parroquia por diferentes familias de la localidad en acción de gracias por diferentes motivos. De estas conocemos el nombre de tres, pues es costumbre que cada campana tenga su propio nombre. Concepción es la más grande y voluminosa orientada al Oeste. Mercedes es el nombre de la campana situada al Sur, mirando al convento de padres mercedarios, mientras que la tercera de las grandes campanas parroquiales, se llama Inmaculada Concepción se encuentra orientada al Norte.

Artículo publicado en la revista Parroquia en Marcha nº 280 correspondiente al mes de octubre de 2013, p. 25.

Anuncios

Publicado por

Claro Manuel Fernández-Caballero Martín-Buitrago

Historiador, docente, articulista, conferenciante y guía turístico. Licenciado en Historia del Arte. Trabajo en el Ayuntamiento de Herencia y formo parte de su Universidad Popular como coordinador del grupo de investigación de Historia Local. Gran apasionado de la historia local, he escrito numerosos artículos sobre el tema en diferentes revistas y periódicos tanto locales como comarcales y regionales, y soy coautor de varias publicaciones sobre historia y patrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s