Calle de los Yeseros

Letrero de la Calle de los Yeseros de Madrid
Letrero de la Calle de los Yeseros de Madrid, extraída de la web: pedroreina.net

Continuamos con la serie de artículos dedicada al nombre de las calles del polígono industrial dedicadas a los antiguos oficios hoy desaparecidos, pero que antaño conformaron piezas clave en el tejido insdusrial, económico y empresarial de Herencia (Ciudad Real). En esta ocasión le toca el turno a la calle de los Yeseros, siendo así la quinta entrega de esta serie de artículos.

El yeso es un mineral compacto o terroso, generalmente blanco tenaz y dúctil, abundante en la naturaleza y conocido desde la antigüedad. Por sus propiedades (adaptabilidad, fácil a trabajar, duración así como aislante, entre otras) está presente en la vida cotidiana.

Este sulfato cálcico hidratado, con una dureza de dos en la escala de Mohs, una vez cocido y molido, tiene la propiedad de endurecerse rápidamente cuando se amasa con agua, por lo que tiene una notable utilización en la construcción. También es importante la demanda en la agricultura, la industria (sobre todo cerámica y química), la alimentación y la medicina.

Los canteros del yeso han sido tradicionalmente los artesanos encargados de su extracción de las canteras o minas y la preparación para su venta a variados demandantes, hasta que la industria moderna acabó sustituyéndolos con la utilización de procedimientos mecanizados.

El oficio tradicional de yesero, en cuanto a la elaboración de este producto se refiere, ha desaparecido hoy en Herencia , sin embargo, a lo largo de la historia han existido numerosas familias (como la de los García-Navas, los Iniesta o la de los Martín de Rueda, en la época más reciente) que vivían de la fabricación del yeso negro o gris, que era el que se utilizaba en la construcción. Muchas han sido sin embargo las familias ligas tradicionalmente a este oficio en nuestra localidad, hombres y mujeres que se dedicaban a la extracción de bloques de piedra que luego eran quemados en los hornos para extraer de ellos Herencia. Por desgracia la inmensa mayoría de esta gente, así como el recuerdo de estas fábricas y de este oficio se encuentra olvidado en nuestra localidad, a pesar de que su labor, hasta su desaparición hace pocas décadas, se remonta varias centurias en el tiempo.

El yeso se extraía normalmente de las yeseras que abundaban en las inmediaciones de nuestra población, de donde se obtenía un yeso muy apreciado en nuestra localidad y en los pueblos de nuestro entorno. En las canteras se extraía en bloques de piedra que era quemada en las horneras adecuadas para hacerlo apto para ser utilizado en enlucidos de paredes y en muros de mampostería.

Antaño, el proceso de fabricación exigía una serie de fases que debían cumplir minuciosamente los trabajadores, y así obtener un material constructivo de óptima calidad. A grosso modo, podemos decir, que está transformación del yeso constaba de una primera extracción o arranque del material yesífero. Con este material debidamente despiezado, se construía un hornete que era sometido a la fase de cocido o deshidratación, el combustible utilizado era leña previamente recogida.

Posteriormente, la anhidrita o yeso deshidratado en piezas, se desmenuzaba en el rolladero mediante el aplastamiento por ruedas de volquetes, cargados y tirados por caballerías. Para conseguir un grano más fino, tenía lugar el cribado o tamizado del material rollado. Posteriormente sería labor del molino.

Este yeso, deshidratado y molido, estaba ya listo para almacenar en sacos hasta hidratarlos de nuevo en obra, recuperando de esta forma la consistencia tan preciada que caracteriza al material en bruto.

Artículos relacionados:

Anuncios

Publicado por

Claro Manuel Fernández-Caballero Martín-Buitrago

Historiador, docente, articulista, conferenciante y guía turístico. Licenciado en Historia del Arte. Trabajo en el Ayuntamiento de Herencia y formo parte de su Universidad Popular como coordinador del grupo de investigación de Historia Local. Gran apasionado de la historia local, he escrito numerosos artículos sobre el tema en diferentes revistas y periódicos tanto locales como comarcales y regionales, y soy coautor de varias publicaciones sobre historia y patrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s