Herencia y el terremoto de Lisboa

Artículo escrito por: Ángel Martín-Fontecha Guijarro.

Mi agradecimiento a Don José Muñoz Torres,

Historiador de Villarta de San Juan,

por hacerme llegar el documento literario

sobre el terremoto en Herencia.

Terremoto
Terremoto

El terremoto de Lisboa de 1755 tuvo lugar entre las 09:30 y las 09:40 horas del 1 de noviembre de 1755 y se caracterizó por su gran duración, dividida en varias fases, y por su violencia. Los geólogos estiman hoy que la magnitud del terremoto de Lisboa sería de aproximadamente un 9 en la escala de Richter, con su epicentro en un lugar desconocido en algún punto del océano Atlántico a menos de 300 km de Lisboa.

Este desastre natural tuvo lugar la mañana del día de Todos los Santos, festivo nacional en Portugal y España. De una población lisboeta de 275 000 habitantes, unas 90 000 personas murieron. Otras 10 000 murieron en Marruecos, mientras que en Ayamonte (Huelva, España) murieron más de 1000 personas, y se registraron víctimas y daños de consideración en más https://herencia.net/wp-admin/edit.php?post_type=pagepuntos del sur y centro de España y de toda la península ibérica.

Herencia también sufrió los efectos de este terremoto. El susto general de la población fue notable y además se siente el seísmo “…dañando la torre de la Iglesia y las piedras que soportan las campanas”.

Los Benegasí-Luján en Herencia.

Permitidme ahora un breve paréntesis que al final volverá a relacionar a la localidad de Herencia con los hechos acaecidos durante el terremoto de Lisboa.

A finales del siglo XVII una familia noble de la localidad abulense de Arenas (la que hoy se conoce como Arenas de San Pedro) llegó a alcanzar una relevancia social, económica y política en diferentes localidades de nuestra comarca del Campo de San Juan.

Partiendo de Vivaldo Benegasí que fue embajador de Génova ante Felipe II, hijos y nietos suyos heredaron títulos nobiliarios y mayorazgos que los llevaron a tener una gran importancia en las localidades manchegas de la época.

Así Francisco Antolín Benegasí y Luján (nacido en Arenas de San Pedro en 1656), que con 17 años fue nombrado caballero de la Orden de Calatrava y sirvió a Felipe V dentro del Consejo de Hacienda y ocupó cargos de gobernador y superintendente general del Priorato de San Juan en Alcázar de San Juan;

Otro descendiente fue Fernando Benegasí y Luján, Caballero de la Orden de Calatrava y que se casó en Herencia con Catalina de Acuña y Abengoza, el 10 de Julio de 1.690

De esta manera los Benegasí y Luján ocuparon los puestos de Alcalde del estado noble en Herencia a lo largo del siglo XVIII (Agustín Benegasí Acuña, en 1729; Agustín Benegasí, en 1733; Diego Benegasí y Luján, en 1734 ó Diego José Benegasí y Luján, en 1739).

Este último Diego Joseph Benegassi y Luxan era patrón (administrador), a mediados del siglo XVIII, de la Memoria (institución particular y privada para la concesión de “prestamos” redimibles a un interés del 3%) fundada en Herencia por Alfonso García de la Beldad y su hermana Ana Baíllo.

an

jose joaquin benegasi y lujan
José Joaquín Benegasi y Luján

Pues bien algunos de estos Benegasí se caracterizaron también por su actividad cultural, existiendo referencias de diferentes composiciones literarias de algunos de ellos. Así nos encontramos a José Joaquín Benegasí y Luján, nacido en Madrid en 1707, hijo del citado anteriormente Francisco Antolín, y por tanto primo de los Benegasí herencianos.

La relación entre estos personajes debía ser buena, pues justo cuando ocurrió el terremoto de Lisboa, José Joaquín estaba en Herencia y padeció los efectos del seísmo en nuestra localidad. Y hasta tal punto fue su experiencia de este hecho en nuestro pueblo que, por tal motivo, escribió una breve obra lírica sobre lo sucedido.

El terremoto en Herencia

El referido José Joaquín fue un poeta y dramaturgo español, también conocido por los pseudónimos de Juan Antonio Aspitarte, Juan del Rosal, Joaquín del Rosal y Joaquín Maldonado.

Escribió “Poesías líricas y jocoserias” en tres volúmenes y el poema burlesco “Vida del portentoso negro San Benito de Palermo”. Fue poeta y escritor en prosa muy fecundo. A los cincuenta y seis años tomó el hábito religioso agustino. Escribió también algunas buenas piezas cortas de teatro como “El ingenio apurado”, “El tiro a la discreción”, “El Papillote”, “La campana de descansar” o “El Amor casamentero”, así como la comedia burlesca “Llámenla como quisieren”.

Pues bien, estando José Joaquín en Herencia, el 1 de Noviembre de 1755 (cuando sucedió el terremoto de Lisboa) fue tal el desconcierto que se vivió en nuestra localidad, que este autor escribió unas endechas donde plasmar el sentir en esos minutos críticos.

Unas endechas son canciones tristes, combinación de cuartetos de seis o siete sílabas (los tres primeros versos) terminados en un verso endecasílabo (de 11 sílabas)..

Endechas sobre el terremoto de Lisboa sentido en Herencia
Endechas sobre el terremoto de Lisboa sentido en Herencia

El título de su obra lo expresa todo “Descripción del Terremoto, según se experimentó en la Villa de Herencia el día 1 de Noviembre de este año de 1755 a las diez del día, compuesto a impulsos del desengaño, para el mayor escarmiento, por Don José Benegasi y Luján, en estas Endechas Endecasílabas”, y se encuentran en la Biblioteca Nacional, Referencia R/34858.

El texto poético refleja el pavor que se sintió en la localidad herenciana ante el movimiento de la tierra. Ese terror queda reflejado en los primeros versos:

“¡Jesús, Jesús! ¿Qué es esto?

¿Dónde hallare firmeza?

Si aún la tierra, mi Madre,

me falta Madre, por faltarme tierra.

 

¿Qué es esto, Padre mío?

Todo el orden se trueca.

¿Son ya las piedras hombres,

o por ser hombre, son los hombres piedra?

…..

Todos huyen, y todos

dudan a donde puedan;

porque muerte y sepulcro,

a cada paso ¡qué dolor! encuentran.”

Jesús ¡qué terremoto!

Jesús ¡y lo que aterra!

Jesús ¡y lo que dura!

Jesús, Jesús, ¡piedad, Jesús clemencia!

Por supuesto podemos ver en otros versos las consecuencias físicas del seísmo:

“Pero, ¡ay, aquella torre!               “Jesús ¡cómo se tuercen

¡Jesús, cómo cimbrea!..”.              A un tiempo las veletas…”           

 

Ya dentro de mi casa                     “Ya todas las paredes       

se cae la chimenea…”                    temo que abaxo vengan…”                               

De la duración del terremoto también hace referencia en un verso: “Ocho minutos dura…”

El autor incluso busca la causa del enfado de la Naturaleza, y ésta no es otra que la Justicia Divina ante los pecados y malos hábitos de los hombres. Así, José Benegasí Luján, acusa a la Humanidad de irreverencias hacia Diós, faltar “del sagrado de la Iglesia”, veleidades, malos humos, vanidades, no vencer las pasiones, ignorancia, sucumbir ante las penas temporales sin pensar en las penas eternas,…

y la conclusión es contundente:

 

“Que Dios está enojado,

la tierra lo vocea;

ella se ha vuelto bocas

para irnos publicando su sentencia”.

Al final el terremoto finaliza, y el poeta exige que aprendamos de la experiencia y comencemos con la enmienda y la penitencia para evitar males mayores; y agradece de la piedad de Dios que al final cedió en el castigo.         

El miedo no deja de ser patente:

“Hijos y Madres lloran,

y todos, esto alternan,

ente ayes infinitos…”

 

“Del susto me aseguran

hay alguna enfermas (personas):

Dios la saque de malas

a la felicidad de verse buenas”.

Quizá para recordar el pavor de los herencianos en esos momentos debamos recordar el terremoto que se sintió en nuestra localidad el 12 de Agosto de 2007, con una magnitud de 5,1 y epicentro en Pedro Muñoz, y que por momentos sembró la incertidumbre en Herencia.

Para terminar, el doble sentido del siguiente cuarteto donde juega con el doble sentido de la palabra Herencia (como nombre de nuestro pueblo y como tiempo que hace que los hombres pecan):

“Por Herencia pecamos,

y es muy justo, que tema,

quien por Herencia peque,

el ver algún castigo por Herencia”.

Esta composición poética consiguió la Licencia por su publicación en Madrid, y fue puesta a la venta en la Librería de José Orcel en la Calle Montera de Madrid.

Licencia
Licencia

Si alguien quiere disfrutar de la composición poética completa: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000054125&page=1

Artículo escrito por: Ángel Martín-Fontecha Guijarro.

Fuente: www.herencia.es

Anuncios

Publicado por

Claro Manuel Fernández-Caballero Martín-Buitrago

Historiador, docente, articulista, conferenciante y guía turístico. Licenciado en Historia del Arte. Trabajo en el Ayuntamiento de Herencia y formo parte de su Universidad Popular como coordinador del grupo de investigación de Historia Local. Gran apasionado de la historia local, he escrito numerosos artículos sobre el tema en diferentes revistas y periódicos tanto locales como comarcales y regionales, y soy coautor de varias publicaciones sobre historia y patrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s