Herencia y la poesía de Francisco Umbral, Agustín Úbeda y Bernardo Carpuela

Por Claro Manuel Fdez.-Caballero Martín-Buitrago.

«Como expresión profunda del espíritu humano, como arte universal, la poesía es una herramienta de diálogo y acercamiento.»

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de la Poesía

Panorámica de Herencia con molino
Panorámica de Herencia con molino. Autor: WisoNet

La poesía es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación. La poesía contribuye a la diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la forma en que usamos las palabras y las cosas, y nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas.

Cada año, el 21 de marzo, la UNESCO celebra el Día Mundial de la Poesía y por eso hoy, desde esta web, quiero contribuir a este día con los versos de algunos herencianos e incluso de afamadas figuras de la literatura que han escrito sobre Herencia. Muchos son los versos de esta tierra que podríamos citar hoy aquí, pero solo tres son las obras que he elgido en esta ocasión. Sin duda sabrán perdonarme los múltiples poetas que ha dado esta localidad y que en futuras entradas tendremos la oportunidad de conocer más detenidamente.

De las obras que a continuación reproduciremos señalar que la primera es obra del ingenio del afamado poeta Francisco Alejandro Pérez Martínez, más conocido como Francisco Umbral, el cual dedicara en 1984 sus versos al pueblo manchego de Herencia (Ciudad Real). Por su parte, la segunda de ella es una prosa poética salida de la mano del gran pintor Agustín Úbeda, que siempre recordaba que el arte sin poesía no es nada. Por último, quiero dejar aquí unos versos de mi padre, Bernardo (Carpuela) Fdez.-Caballero Moreno-Manzanaro, que a mí, por su gran emotividad, siempre me han resultado muy especiales y porque son a mi entender una muy buena representación del grupo de poetas populares de nuestra localidad que, como ya señalara el periodista y abogado Ismael G. Moreno, “de manera autodidacta, sin que nadie les eneñara a escribir poesía no han acallado sus voces, […] porque el valor de sus palabras, de sus rimas, de sus ideas es tan fuerte que no entiende de figuras literarias ni estilismos, porque la fuerza de la gente humilde y con tesón se demuestra hasta en la literatura rural, campechana, del terreno que diríamos“.

Estas son las obras elegidas:

Herencia, pueblo puro

La Mancha es una viña de tiempo y de tesoros,
La Mancha es un viñedo que trajeron los moros,
La Mancha es un silencio que el vino canta en coros,
España tierra adentro, paisaje en un racimo,
España cielo adentro, con su luz y su limo,
España vid a vid, lanza de sol que esgrimo.

Vuelvo a La Mancha, alegre, combatido de soles,
y el aire me recibe en silenciosas moles,
me ofrece una lechuga entre coles y coles,
la lámina del tiempo se llena de arreboles,
vuelvo a La Mancha, llego, miro paisajes lentos,
bendigo hombres pacíficos, entre vinos violentos,
vuelvo a La Mancha, quedo, que me cuente sus cuentos,
se ha callado, el silencio, se han dormido los vientos.
vivo en La Mancha, canto, entre luces y tientos,
bebe el paisaje Luna de los lagos sedientos.

Toco la mano en piedra de los hombres de Herencia
y una emoción de tardes me sube a la conciencia,
vivo en esta vida pura, hecha de oro y paciencia
vivo en esta noche diurna, sin soles de violencia,
fiesta, vendimia, pueblo, lagar de convivencia:
entre el mozo y la moza corre la confidencia.
La historia va de largo, pasa como una esencia
y los dioses del vino nos conceden clemencia.

Herencia, pueblo puro, denso lugar caliente,
Herencia, sitio extremo de dejar la simiente,
Herencia, pan y fiesta en mi alma decadente.
Herencia, lugar vivo con un aire doliente.
Síntesis de La Mancha, cobre de oro paciente,
mujerío que recata su encanto confidente.
Fuego alzado en la noche como un vino valiente.
Hueco de luz, de sombra, hora pura y ausente.
La oleada de los campos es un mar que se siente.
Herencia ¿qué es tu herencia del pasado inconsciente?
Olvídate del tiempo y haz feliz a tu gente.

Paco UMBRAL– 1984.

Herencia ¡Decir color, no es decirlo!

HERENCIA ¡Decir color, no es decirlo!
Dulces son tus paredes, blancas, azules, rosas, amarillas de cal, eco de besos.
Ha calles con sombra de estrellas donde habitan  las horas y el tiempo se ata incesante, ventanas con amoríos, querencia de una leyenda siempre por nacer.
Los ojos de tus mujeres perdidos en la noche, tienen calma de alcoba, y el hombre se hace canto al ronda, perdiéndose en el paisaje –tan suyo–, con  luz de novia.
Mi pueblo tiene esperanza de seguir blanco en lo llano, festeja apasionado un sentir y un caminar hacia la honda quietud de sus campos.
¿Herencia, no pasaría noche sin soñar en ti, si fueses hembra!

Agustín ÚBEDA – 1984.

Cada vida un poema

Cuando tenía nueve años,
que ya iba siendo mayor,
un veinticuatro de junio
mi pobre padre murió.

Mi madre con tanta pena
llevó tal desilusión
que para ella en el mundo
sólo sus hijos y Dios.

A partir de ese momento
todo fue desasosiego,
mi hermano se fue a la Candil
y yo a las vegas de Quero.

Mi madre llora de pena
por los hijos que se van
pero no hay más remedio
para poderlos criar.

Mi madre compró dos cabras
para su leche vender
y comprar un pan redondo
para darnos de comer.

Las cabras para que comieran
mi madre a la Serna sacaba
y los vaqueros de Vicente
iban y la denunciaban.

Luego la vida cambió
y nos fuimos a Madrid,
ha ganar un dinerito
para empezar a vivir.

Cuando todos nos casamos
y había felicidad
mi pobre madre murió
de una amarga enfermedad.

Ahora si es verdad
que desde el cielo ven,
ella estará feliz
que no nos falta el comer.

Todo es un recuerdo
que no se puede olvidar…
Felices seáis todos
que ya no os canso más.

Bernardo CARPUELA – 2003.

Anuncios

Publicado por

Claro Manuel Fernández-Caballero Martín-Buitrago

Historiador, docente, articulista, conferenciante y guía turístico. Licenciado en Historia del Arte. Trabajo en el Ayuntamiento de Herencia y formo parte de su Universidad Popular como coordinador del grupo de investigación de Historia Local. Gran apasionado de la historia local, he escrito numerosos artículos sobre el tema en diferentes revistas y periódicos tanto locales como comarcales y regionales, y soy coautor de varias publicaciones sobre historia y patrimonio.

4 comentarios en “Herencia y la poesía de Francisco Umbral, Agustín Úbeda y Bernardo Carpuela”

  1. Que bonito” y cuanto me gusta y ala vez curioso cuando cuenta
    la vida es un poema; mi hermano fue a el candil y yo alas vegas
    de Quero este pueblo ha sido mi segundo pueblo allí cumplí mis
    seis años de allí es mi marido y es posible que hasta se conocieran nuestras familias,en fin perdonarme que me voy de tema de cuantas cosas me estoy poniendo al día de mi pueblo
    gracias por todo lo que publicáis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s